Gino D'Alessio
Asset 1Última actualización: julio 15, 2024

No existe un Roth IRA o 401k en España, ya que el Roth IRA y el 401k son tipos de cuenta de ahorro para la jubilación que se encuentran disponibles únicamente en Estados Unidos. Estas cuentas proporcionan beneficios fiscales, ya que no están sujetas al pago del IRPF cuando aumentan su valor ni cuando se rescatan.

Sin embargo, existen otros instrumentos similares de ahorro e inversión para la jubilación en España que detallaremos a continuación:

  • Plan de Pensiones
  • Plan de Previsión Asegurado
  • Plan Individual de Ahorro Sistemático

Cada uno de estos instrumentos tiene características y beneficios diferentes, por lo que es importante analizar cuál es el más adecuado para cada persona según sus circunstancias y objetivos. Las aportaciones a estos planes se pueden hacer periódicamente, mensualmente es muy típico, o también se pueden hacer de manera extraordinaria.

Es importante destacar que España cuenta con una amplia gama de productos y herramientas de inversión, y es posible que alguno de ellos pueda ser utilizado como una alternativa al Roth IRA en términos de ahorro para la jubilación.

Alternativas al Roth IRA y 401k en España

Tipo de Plan Limite Aportación Anual ¿Tributación IRPEF?
Plan de pensiones 1,500€ hasta 10,000€ Las aportaciones no tributan
Plan de previsión asegurado 1,500€ hasta 10,000€ Las aportaciones no tributan
Plan individual de ahorro sistemático 8,000€ anuales con un máximo total de 240,000€ Las aportaciones si, pero los rendimientos no tributan (con limitaciones)

Vamos a ver un poco más en detalle estos productos y cómo funcionan en España.

Plan de pensiones: ¿Qué es y cómo funciona?

Un plan de pensiones es un instrumento de ahorro e inversión diseñado para garantizar una fuente de ingresos durante la jubilación. Invierten en activos de renta variable, renta fija, o una mezcla de los dos según el perfil de riesgo deseado.

El funcionamiento de un plan de pensiones en España es el siguiente:

  1. Contratación: El titular del plan de pensiones contrata el plan con una entidad financiera o aseguradora, y realiza aportaciones periódicas o puntuales según el tipo de plan y sus necesidades.
  2. Inversión: Las aportaciones realizadas por el titular del plan de pensiones son invertidas en diferentes instrumentos financieros, como acciones, bonos, fondos de inversión, entre otros. Las inversiones siempre son conformes con el mandato del fondo con el objetivo de generar rentabilidad a largo plazo. 
  3. Rentabilidad: Los rendimientos generados por las inversiones realizadas en el plan de pensiones se suman al capital acumulado y se reinvierten, lo que puede aumentar el valor del plan de pensiones a lo largo del tiempo.
  4. Fiscalidad: Las aportaciones realizadas al plan de pensiones pueden tener beneficios fiscales, ya que se pueden deducir de la base imponible del IRPF. Los rendimientos obtenidos en el plan de pensiones no tributan hasta el momento del rescate del plan, momento en que se aplicará la correspondiente tributación.

¿Cuánto dinero puedo aportar a mi plan de pensiones?

Para el 2023, el límite de aportación anual para un plan de pensiones es el menor de los siguientes dos límites: El 30% de tus ingresos por trabajo o actividad económica y 1,500€. 

Sin embargo, este límite de 1.500 euros se puede incrementar hasta un máximo de 10.000 euros anuales si se cumplen ciertas condiciones.

Este incremento máximo de 8.500 euros se puede conseguir de dos maneras:

  1. Contribuciones empresariales a planes de pensiones de empleo: Si el empleador realiza aportaciones a planes de pensiones en nombre de sus empleados. 
  2. Aportaciones del trabajador al mismo plan: Si el trabajador realiza aportaciones a un plan de pensiones se puede aumentar el límite de las aportaciones del trabajador en hasta 8.500€. Siempre y cuando el importe de las aportaciones del trabajador no supere el importe de las contribuciones empresariales correspondientes.

Plan de previsión asegurado

Un plan de pensiones asegurado es un tipo de plan de pensiones que se caracteriza por contar con una garantía de rentabilidad mínima, lo que significa que el beneficiario recibirá un rendimiento mínimo garantizado en el momento de la jubilación o del rescate del plan. 

Este tipo de plan de pensiones se encuentra respaldado por una entidad aseguradora que garantiza una rentabilidad utilizando técnicas actuariales, ósea tu dinero nunca está invertido en activos. Así qué este plan es más seguro qué el típico plan de pensiones.

Por otro lado, también suelen ofrecer una mayor flexibilidad en cuanto a la forma de recibir la renta en el momento de la jubilación o del rescate, ya que se pueden elegir diferentes opciones de pago.

Además, ofrece una protección para los beneficiarios en caso de fallecimiento del titular. Cuando se contrata un PPA, una parte de las aportaciones se utiliza para pagar un seguro de vida.

En caso de fallecimiento del titular del PPA, los beneficiarios designados en la póliza recibirán una cantidad de dinero correspondiente a la suma del capital acumulado hasta el momento del fallecimiento, junto con una prima adicional que se ha contratado para cubrir el riesgo de fallecimiento.

¿Cuáles son las opciones de rescate con este plan?

Las diferentes opciones de pago en un plan de pensiones asegurado pueden variar según la entidad financiera o aseguradora que ofrezca el plan, pero por lo general incluyen las siguientes:

  1. Renta vitalicia: Es una opción en la que el beneficiario recibe una renta periódica hasta el final de sus días. La cuantía de la renta dependerá del capital acumulado en el plan, la edad del beneficiario y otros factores que puedan influir en la expectativa de vida.
  2. Renta temporal: Es una opción en la que el beneficiario recibe una renta periódica durante un período determinado, que puede ser de varios años. Al final de este período, el pago de la renta finaliza.
  3. Renta mixta: Es una opción que combina una renta vitalicia con una renta temporal. De esta manera, el beneficiario recibe una renta vitalicia durante un período determinado, tras el cual se reduce y se convierte en una renta temporal.
  4. Pago único: Es una opción en la que el beneficiario recibe el capital acumulado en el plan en un único pago en el momento del rescate.

¿Cuánto dinero puedo aportar a mi plan de previsión asegurado?

El plan de previsión asegurado tiene el mismo límite anual del plan de pensiones mencionado arriba. Ósea, el menor de 30% de ingresos o de 1,500€ anuales, qué se puede incrementar hasta 10,000€ a través de tu empleador. 

Plan individual de ahorro sistemático

En España, un Plan Individual de Ahorro Sistemático (PIAS) es un producto de inversión que permite a los individuos ahorrar regularmente para su jubilación o para otros objetivos financieros a largo plazo, a través de aportaciones periódicas y extraordinarias.

El PIAS funciona como un seguro de vida con un componente de inversión en el que el cliente hace aportaciones periódicas y la compañía de seguros invierte el dinero en una cartera de activos financieros (como acciones, bonos, fondos de inversión, etc.). 

A medida que el valor de los activos aumenta o disminuye, el valor del PIAS también se ajusta en consecuencia. Una de las principales ventajas de los PIAS es que ofrecen una exención fiscal en el impuesto sobre la renta (IRPF) para las ganancias generadas después de cinco años de aportaciones. 

Además, al momento de la jubilación, el titular del PIAS puede optar por recibir el capital acumulado en forma de renta vitalicia o como un pago único.

¿Cuánto dinero puedo aportar a mi plan individual de ahorro sistemático?

Al igual que con otros productos similares, existen límites para las aportaciones. En el caso del PIAS, las aportaciones anuales no pueden superar los 8.000 euros y el total acumulado no puede superar los 240.000 euros.

¿Donde puedo invertir en un plan de pensiones?

Hemos escogido dos opciones que están lejos de ser las más conocidas pero hemos visto qué ofrecen algo más que las grandes firmas. A continuación resumimos dos plataformas para empezar a ahorrar dinero para tu jubilación, o transferir un plan qué ya tienes abierto.

inbestMe

inbestMe ofrece dos tipos de plan de pensiones, renta fija y renta variable. El fondo de renta fija tiene un perfil de riesgo 4/7 mientras el de renta variable tiene un perfil de riesgo de 6/7. Los dos fondos invierten a su vez en una variedad de activos para conseguir la exposición deseada.

Ellos también pueden gestionar tu plan si tu perfil de riesgo cambia, para qué siempre tengas tus necesidades cubiertas sin cambiar de gestor o buscar otro plan.

Sus comisiones son muy competitivas, el coste medio es de 0.60% anuales. También puedes invertir en varios fondos a través de ellos de las marcas más reconocidas como Amundi, BlackRock, o SPDR. Puedes encontrar más información sobre inbestMe aquí.

Indexa Capital

Indexa Capital es una agencia de valores supervisada por el CNMV, fundada en el 2015. Actualmente tiene más de 61 mil clientes y gestiona o asesora más de 1.580€ millones. Es un gestor automatizado que ofrece una amplia gama de ETFs para tus inversiones.

También, ofrece unas comisiones muy bajas comparado con los bancos. Según estiman ellos hasta un 85% menos. El coste promedio total es de 0.52% anual, contra un 3.40% en la banca.  Pagar menos comisiones para tu plan de pensiones puede incrementar de un margen importante la rentabilidad a largo plazo.

Aparte de los planes de pensiones ofrecen varios fondos indexados de Vanguard, y han sido reconocidos con varios premios. Puedes saber más sobre Index Capital aquí.

Preguntas Frecuentes

En España, todos los planes de pensiones están regulados por la misma legislación y cumplen los mismos requisitos en cuanto a sus características principales, como los rescates. Pero hay diferencias entre PIAS y plan de pensiones o de previsión asegurado para los beneficios fiscales.

1. ¿Cuáles son las ventajas fiscales de un plan de pensiones y previsión asegurado?

Las ventajas fiscales pueden variar según el tipo de plan y la legislación vigente, pero en general, las principales ventajas fiscales son las siguientes:

  • Deducción en la base imponible del IRPF: Las aportaciones realizadas a un plan de jubilación pueden ser deducidas de la base imponible del IRPF en la declaración de la renta.
  • Diferimiento fiscal: El dinero invertido en un plan no tributa por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas mientras se mantenga invertido en el plan. Esto significa que se pueden obtener mayores rendimientos ya que no se está pagando impuestos por los beneficios obtenidos. 
  • Reducción de la base reguladora de la Seguridad Social: Las aportaciones realizadas a un plan también pueden reducir la base reguladora de la Seguridad Social, lo que puede traducirse en una reducción de las cuotas a pagar.

2. ¿Cuáles son las ventajas fiscales de un plan individual de ahorro sistemático?

  • Que el PIAS tenga una duración mínima de cinco años.
  • Que la renta vitalicia o el capital que se perciba al finalizar el plan se cobre en forma de renta, y no en un pago único.
  • Que la prima anual del seguro de vida no supere los 8.000 euros o el 30% de las primas satisfechas hasta el momento del rescate, si esta cantidad es menor.

3. ¿Cuándo puedo rescatar mi plan?

En general, el rescate se puede realizar en los siguientes casos:

  1. Jubilación: Es el momento en el que se alcanza la edad legal de jubilación, que actualmente en España está establecida en los 66 años y 2 meses, o 65 años si llevas cotizando más de 37 años y 6 meses.
  2. Fallecimiento: En caso de fallecimiento del beneficiario, el capital acumulado en el plan se abonará a los herederos legales o a los beneficiarios designados en el contrato.
  3. Incapacidad permanente: Si el beneficiario sufre una incapacidad permanente total o absoluta, o una gran invalidez, se puede solicitar el rescate del plan.
  4. Enfermedad grave: En caso de enfermedad grave del beneficiario o de un familiar directo, se puede solicitar el rescate del plan.
  5. Desempleo de larga duración: Si el beneficiario está en situación de desempleo de larga duración, se puede solicitar el rescate del plan, siempre y cuando se cumplan ciertos requisitos.
  6. Por antigüedad del plan: A partir de 2025, también se podrá rescatar planes con aportaciones con más de 10 años de antigüedad.

Para los PIAS se puede rescatar en cualquier momento, pero si no han pasado 5 años no podrás beneficiarte de las ventajas fiscales. En este caso se considera como renta económica y tributaria para el IRPF.

Gino D'Alessio
Escritor de Mercados Financieros

Gino D'Alessio, analista y escritor de mercados financieros, aporta dos decadas de experiencia cómo bróker de bonos y derivados OTC.

linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *